Comprar recuerdos realmente únicos a un precio justo.

Ningún viaje a
Otavalo estaría completo sin la visita de un taller de artesanía en una  de las comunidades rurales. Hoy día, la mayoría de las cosas que se venden en el mercado artesanal de  la ciudad son producidas en fábricas o importadas de otros países. Por eso, a veces es difícil encontrar algún recuerdo que es único y hecho a mano. Mayores chances hay en las aldeas rurales, donde muchas personas todavía se dedican a actividades como tejer, bordar o tallar. Allá, Usted puede comprar unos recuerdos que realmente son únicos, y aprender sobre todos los procesos, el trabajo duro y el talento artesanal necesario. Además, Usted ayudará que los artesanos reciben un precio justo para su artesanía, y también que sus conocimientos pasan a la generación de los jóvenes.